Philips Avent Chupón Soothie Niño 0-6 M SCF099/21
$239.00 MXN
Ver en Amazon
NUK - Chupetes de ortodoncia cómodos, 0-6 meses, 3 unidades (paquete de 1)
$158.00 MXN
Ver en Amazon
NUK - Paquete de chupete ortodóntico, niña, 0-6 meses, 3 unidades (paquete de 1)
$189.01 MXN
Ver en Amazon
MAM - Chupón original mate para bebé, con forma de pezón que ayuda a promover un desarrollo oral saludable, estuche esterilizador, paquete de 2, 0-6 meses, niña, 2 unidades (paquete de 1).
$192.83 MXN
Ver en Amazon
Philips Avent Chupón Ultra Soft 6-18 M Whal/Star, 2 piezas SCF223/03
$224.25 MXN
Ver en Amazon
Tommee Tippee Chupete nocturno, 2 unidades, 18-36 meses
$137.00 MXN
Ver en Amazon
CHICCO, Set de Chupón para Bebé PhysioForma Comfort, 0 a 6 meses, Color Azul
$139.29 MXN
Ver en Amazon
Philips Avent Chupón Ultra Soft│Ortodóntico│con Caja Esterilizadora│Blanco│0-6 m│1 pzs│SCF092/01
$159.00 MXN
Ver en Amazon
Tommee Tippee Ultra-Light Silicone Pacifier, Symmetrical One-Piece Design, BPA-Free Silicone Binkies, 0-6M, 4-Count
$307.00 MXN
Ver en Amazon
MAM - Chupete mate original (1 estuche para chupete esterilizante), 6 meses más, chupete unisex para bebé, los mejores chupetes para bebés lactantes, 6-16 meses (paquete de 2)
$216.49 MXN
Ver en Amazon

¿Qué tipos de chupones para bebés están disponibles?

Existen varios tipos de chupones disponibles para bebés, incluyendo:

  1. Chupones de silicona: son suaves y flexibles, y suelen tener una forma de cuna para adaptarse al paladar del bebé.
  2. Chupones de látex: son más blandos y flexibles que los de silicona, pero pueden deteriorarse con el tiempo.
  3. Chupones de vidrio: son duraderos y fáciles de limpiar, pero pueden ser frágiles y no son tan flexibles como los de silicona o látex.
  4. Chupones de madera: son ecológicos y duraderos, pero pueden ser más difíciles de limpiar y no tan flexibles como los de silicona o látex.
  5. Chupones con diseño personalizado: hay varios diseños y estilos disponibles para los chupones, como animales, personajes de dibujos animados, etc.
  6. Chupones con anillos: son una alternativa al típico chupón, son ideales para bebés que ya han comenzado a morder y masticar.

¿Cuándo se recomienda empezar a usar un chupón para un bebé?

La recomendación general es que los bebés no deben usar chupones hasta que hayan establecido una alimentación adecuada, es decir, hasta los 6 meses de edad o después de que el bebé haya establecido una lactancia o alimentación con biberón exitosa. Aunque hay algunas excepciones, como en bebés prematuros o con problemas respiratorios que pueden usar chupones para ayudar en su estabilización y crecimiento. Sin embargo, es importante consultar con un pediatra antes de introducir un chupón en un bebé.

Es importante también tener en cuenta que el uso prolongado del chupón puede retrasar la capacidad del bebé para aprender a mamar y puede afectar el desarrollo dental y del paladar del bebé. Por lo tanto, es recomendable limitar el uso del chupón y empezar a deshabituar al bebé del mismo antes de que alcance los 2 años de edad.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de usar un chupón para un bebé?

Ventajas:

  1. Calma y consuela al bebé: el chupón puede proporcionar comodidad y tranquilidad a los bebés, especialmente en momentos de dolor o estrés.
  2. Ayuda a conciliar el sueño: el chupón puede ayudar a los bebés a dormir mejor y durante más tiempo.
  3. Ayuda en la lactancia: el chupón puede ayudar a los bebés a encontrar y mamar mejor en los primeros días después del parto.
  4. Puede ayudar a prevenir el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS): algunos estudios sugieren que el uso del chupón puede ayudar a reducir el riesgo de SIDS.

Desventajas:

  1. Puede afectar el desarrollo de la dentición: el uso prolongado del chupón puede afectar el desarrollo dental y del paladar del bebé.
  2. Puede retrasar la capacidad del bebé para aprender a mamar: el uso prolongado del chupón puede retrasar la capacidad del bebé para aprender a mamar.
  3. Puede aumentar el riesgo de infecciones de oído: el uso prolongado del chupón puede aumentar el riesgo de infecciones de oído.
  4. Puede dificultar la transición de la lactancia materna al biberón: el uso prolongado del chupón puede dificultar la transición de la lactancia materna al biberón.
  5. Puede ser un problema para deshabituar al niño: el uso prolongado del chupón puede dificultar deshabituar al niño.

Es importante tener en cuenta que aunque los chupones pueden proporcionar comodidad y tranquilidad a los bebés, es importante limitar su uso y empezar a deshabituar al bebé antes de los 2 años de edad. Es recomendable consultar con un pediatra antes de introducir un chupón en un bebé.

¿Cómo se elige el tamaño y el material adecuado para un chupón de bebé?

Para elegir el tamaño y el material adecuado para un chupón de bebé, se recomienda seguir estos pasos:

  1. Elige el tamaño adecuado: los chupones para bebés deben tener un tamaño adecuado para que el bebé pueda sujetarlos fácilmente y no se los trague.
  2. Elige el material adecuado: los chupones para bebés están hechos de diferentes materiales, como silicona, látex, vidrio o madera. La silicona y el látex son los materiales más comunes y suaves para el bebé, el vidrio es duradero y fácil de limpiar pero frágil y la madera es ecológico y duradero pero puede ser más difícil de limpiar y no tan flexible como los de silicona o látex.
  3. Elige el diseño adecuado: los chupones para bebés vienen en una variedad de diseños y estilos, como animales, personajes de dibujos animados, etc. Asegúrate de elegir un diseño que sea atractivo para tu bebé y que sea fácil de agarrar.
  4. Elige el chupón con anillo: si el bebé ya ha comenzado a morder y masticar, puede ser una buena opción elegir un chupón con anillo.

¿Cómo se limpian y desinfectan adecuadamente los chupones para bebés?

Para limpiar y desinfectar adecuadamente los chupones para bebés, se recomienda seguir estos pasos:

  1. Lave las piezas del chupón con agua caliente y jabón antes de usarlas por primera vez y después de cada uso.
  2. Enjuague bien las piezas del chupón con agua limpia para eliminar cualquier residuo de jabón.
  3. Hierva las piezas del chupón durante cinco minutos para desinfectarlas.
  4. Deje que las piezas del chupón se sequen completamente antes de guardarlas.
  5. Deseche el chupón si está desgastado o dañado, ya que podría ser un riesgo para la salud del bebé.
  6. Limpiar el chupón con un cepillo de dientes suave y agua caliente.
  7. Es recomendable seguir las instrucciones del fabricante para la limpieza y el cuidado del chupón.

Es importante recordar que los chupones deben ser limpiados y desinfectados adecuadamente para evitar la acumulación de bacterias y garantizar la seguridad del bebé. También es importante reemplazar el chupón si está desgastado o dañado para evitar riesgos para la salud del bebé.

¿Cómo se sabe cuándo es el momento de dejar de usar un chupón para un bebé?

Para limpiar y desinfectar adecuadamente los chupones para bebés, se recomienda seguir estos pasos:

  1. Lave las piezas del chupón con agua caliente y jabón antes de usarlas por primera vez y después de cada uso.
  2. Enjuague bien las piezas del chupón con agua limpia para eliminar cualquier residuo de jabón.
  3. Hierva las piezas del chupón durante cinco minutos para desinfectarlas.
  4. Deje que las piezas del chupón se sequen completamente antes de guardarlas.
  5. Deseche el chupón si está desgastado o dañado, ya que podría ser un riesgo para la salud del bebé.
  6. Limpiar el chupón con un cepillo de dientes suave y agua caliente.
  7. Es recomendable seguir las instrucciones del fabricante para la limpieza y el cuidado del chupón.

Es importante recordar que los chupones deben ser limpiados y desinfectados adecuadamente para evitar la acumulación de bacterias y garantizar la seguridad del bebé. También es importante reemplazar el chupón si está desgastado o dañado para evitar riesgos para la salud del bebé.

¿Cómo afecta el uso de un chupón en la dentición y el desarrollo del paladar del bebé?

El uso prolongado del chupón puede afectar el desarrollo dental y del paladar del bebé. El chupón puede causar una presión constante en el paladar del bebé, lo que puede alterar la forma normal del paladar y causar una protrusión de la mandíbula superior. Esto puede afectar la forma en que los dientes del bebé se alinean y causar problemas dentales a medida que el bebé crece.

Además, el uso prolongado del chupón puede afectar el desarrollo de los músculos de la mandíbula, lo que puede causar problemas de masticación y de articulación de la lengua. También puede afectar el desarrollo de la capacidad del niño para mamar o usar la boca correctamente durante la alimentación.

¿Qué medidas se deben tomar para evitar el síndrome del chupón?

El síndrome del chupón es un conjunto de problemas dentales causados por el uso prolongado del chupón en los niños. Para evitar el síndrome del chupón, se deben tomar las siguientes medidas:

  1. Limitar el uso del chupón: es importante limitar el uso del chupón y empezar a deshabituar al niño antes de que alcance los 2 años de edad.
  2. No permitir que el niño use el chupón todo el día: es importante establecer límites para el uso del chupón y no permitir que el niño lo use todo el día.
  3. No permitir que el niño use el chupón mientras duerme: el uso del chupón durante el sueño puede aumentar el riesgo de problemas dentales.
  4. Supervisar el uso del chupón: es importante supervisar el uso del chupón y asegurarse de que el niño no lo use por períodos prolongados de tiempo.
  5. Consultar con un dentista: es recomendable consultar con un dentista para detectar y tratar cualquier problema dental temprano.
  6. Utilizar chupones de buena calidad y libres de BPA, PVC y ftalatos.
  7. No utilizar chupones de mordedura, ya que pueden generar problemas en el desarrollo dental.

Es importante recordar que el uso prolongado del chupón puede causar problemas dentales y del paladar en los niños, por lo que es importante tomar medidas para evitar el síndrome del chupón y asegurar un desarrollo dental y palatino adecuado.

¿Cuál es la relación entre el uso del chupón y el sueño del bebé?

Existe una relación entre el uso del chupón y el sueño del bebé, ya que el chupón puede ayudar a los bebés a dormir mejor y durante más tiempo. El acto de succionar el chupón puede proporcionar una sensación de comodidad y tranquilidad al bebé, lo que puede ayudarlo a conciliar el sueño más rápidamente y a dormir durante períodos más prolongados. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el uso prolongado del chupón puede causar problemas dentales y del paladar en los niños, por lo que es importante limitar su uso y empezar a deshabituar al niño antes de que alcance los 2 años de edad.

Es importante también mencionar que el uso del chupón en el sueño del bebé puede aumentar el riesgo de Sudden Infant Death Syndrome (SIDS), especialmente si el chupón se desprende de la boca del bebé durante el sueño. Por lo tanto, es importante asegurarse de que el chupón esté siempre asegurado y cerca de la boca del bebé durante el sueño.

¿Existen algunas alternativas al chupón para calmar a un bebé?

Sí, existen alternativas al chupón para calmar a un bebé, algunas de las cuales incluyen:

  1. Cargar al bebé: el contacto físico y el movimiento pueden ayudar a calmar a un bebé.
  2. Cantar o hablar suavemente al bebé: el sonido de su voz puede ayudar a calmar a un bebé.
  3. Mecer al bebé: el movimiento suave puede ayudar a calmar a un bebé.
  4. Aplicar un pañal caliente: el calor puede ayudar a calmar a un bebé.
  5. Ofrecer un juguete de textura suave: el contacto con un juguete de textura suave puede ayudar a calmar a un bebé.
  6. Duchar al bebé: el agua tibia puede ayudar a calmar a un bebé.
  7. Usar un sonajero o una música suave: el sonido puede ayudar a calmar a un bebé.
  8. Practicar la relajación o la meditación con el bebé: puede ayudar a calmar al bebé y a los padres.

¿Es bueno el chupón para los bebés recién nacidos?

El uso de chupones para los bebés recién nacidos puede tener algunos beneficios, pero también presenta algunos riesgos. Los beneficios incluyen ayudar a los bebés a encontrar y mamar mejor en los primeros días después del parto y puede ayudar a prevenir el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS). Sin embargo, es importante tener en cuenta que el uso prolongado del chupón puede retrasar la capacidad del bebé para aprender a mamar y puede afectar el desarrollo dental y del paladar del bebé.

¿Qué contienen los chupones para bebés?

Los chupones para bebés están hechos de diferentes materiales. Los más comunes son los chupones de silicona o látex, los chupones de vidrio y los chupones de madera.

Los chupones de silicona o látex son los más comunes, ya que son suaves y flexibles, y se moldean fácilmente a la boca del bebé. Sin embargo, es importante asegurarse de que estén libres de BPA, PVC y ftalatos, ya que estos químicos pueden ser nocivos para la salud del bebé.

Los chupones de vidrio son duraderos y fáciles de limpiar, pero son más frágiles que los chupones de silicona o látex, los chupones de madera son ecológicos y duraderos pero pueden ser más difíciles de limpiar y no tan flexibles como los de silicona o látex, también es importante asegurarse de que estén libres de tóxicos y tratadas con productos no tóxicos para evitar alergias o infecciones.

¿Recomendaciones de chupones para bebés?

Hay varias recomendaciones a seguir al elegir un chupón para bebés:

  1. Elige chupones hechos de materiales seguros y libres de BPA, PVC y ftalatos.
  2. Elige chupones de tamaño adecuado para la boca del bebé, para evitar que se traguen el chupón.
  3. Elige chupones con diseños atractivos y fáciles de agarrar para el bebé.
  4. Elige chupones con anillo si el bebé ya ha comenzado a morder y masticar.
  5. Elige chupones con ventilación para prevenir la formación de cámaras de aire y reducir el riesgo de infección.
  6. Elige chupones con cordones para evitar que el chupón se pierda y sea fácil de encontrar.
  7. Elige chupones con una textura suave para evitar irritaciones en la boca del bebé.
  8. Elige chupones que sean fáciles de limpiar y desinfectar adecuadamente.

Consejos para elegir un chupón sabiamente

Un chupón tiene tres partes: el anillo, la empuñadura y el pezón. Sin embargo, algunos modelos sustituyen el anillo por un botón.

Estas partes deben permanecer unidas cuando se intenta separarlas con una fuerza razonable. Esta característica debe ser revisada regularmente.

La guardia debe ser lo suficientemente grande para evitar que la piruleta entre en la garganta. Además, es preferible que la empuñadura siga la forma de la cara. Los agujeros de ventilación reducen el contenido de humedad debajo del chupón y así reducen el enrojecimiento y los granos en la piel del bebé.

El anillo debe ser plegable o flexible para evitar que el chupón se hunda en la boca cuando se caiga o cuando el niño gire la cabeza en posición de reposo.

El cordón del chupón debe tener menos de seis pulgadas de largo y nunca debe pasar alrededor del cuello del bebé, ya que éste puede ahogarse o colgarse. Además, ahora hay disponibles pequeños clips decorativos que se pueden fijar a la ropa del niño para este propósito. Son seguros y recomendados.

Hay una gran variedad de piruletas en el mercado, cada una más atractiva y colorida que la anterior. Sin embargo, su dentista le recomienda que no elija un chupón por su belleza o atractivo, sino por sus características intra-orales, es decir, la parte que va en la boca. Cuando se compra un chupón, se deben considerar las siguientes características: forma, flexibilidad y tamaño.

Forma

Elija un pezón que esté lo más cerca posible de la forma del pezón de la madre durante la lactancia y que permita una buena posición de los labios.

Flexibilidad

El pezón debe ser flexible para permitir que la lengua se mueva libremente cuando el bebé trague. Además, un chupón flexible permite que los labios y la lengua funcionen correctamente y así ayuda a que los músculos faciales se desarrollen adecuadamente.

El tamaño

Elija el tamaño del chupón según la edad del bebé. Un chupón o un chupón demasiado grande o demasiado pequeño puede afectar a la forma de tragar. Un chupón demasiado grande puede causar arcadas.

Precauciones

  • No se recomiendan los pezones alargados, redondos o rígidos.
  • El padre debe comprobar la forma, la flexibilidad y el tamaño del chupón aunque la designación ortodóntica aparezca en el paquete.
  • Es importante no mojar nunca el chupón en azúcar, miel, jarabe de arce o cualquier otra sustancia dulce porque esta práctica es perjudicial para los dientes del bebé y puede causar caries.
  • Se recomienda cambiar el chupón con regularidad antes de que se vuelva pegajoso y pastoso. Cualquier chupón o chupón que se haya hinchado, pegajoso, pastoso, agrietado o desgarrado debe ser reemplazado inmediatamente.

Limitar el uso del chupón a medida que el niño crece para que pueda ser destetado completamente cuando el niño tenga unos tres años.

Productos relacionados